¿Cómo tratar la tendinitis de pata de ganso?

por | Dic 6, 2022 | Blog

Tendinitis pata de ganso
Compártelo:

La tendinitis de pata de ganso es una de las causas de dolor en la zona media de la rodilla más comunes. Estas se presentan como una inflamación en los tendones a la altura de la rodilla que permiten la su flexión y rotación, por lo que llega a ser generador de fuertes dolores e incapacidad de movilidad plena.

Esta inflamación en los tendones se puede producir por diversos motivos. Por lo general, las causas más comunes que propician su aparición son el sobrepeso y las cargas desmedidas en alguna de las rodillas. Otros factores como la diabetes, la realización de deportes de alta exigencia, deformaciones musculares o la edad pueden llegar a incentivar su aparición.

Sin embargo, la tendinitis de la pata de ganso es tratable y existen tres tipos de tratamientos recomendados con base en el grado de intensidad de la tendinitis, estos tratamientos son:

1. Fisioterapia para la tendinitis de pata de ganso

El tratamiento principal para la tendinitis de pata de ganso es la fisioterapia. Una vez sea diagnosticada esta patología se le recomendará a los pacientes acudir a un fisioterapeuta para emplear diversas técnicas en función al tipo de dolor y nivel de inflamación en las rodillas.

Si se trata de una tendinitis convencional será completamente tratable con técnicas de fisioterapia y no será necesario acudir a ningún otro tipo de tratamiento. Las herramientas más comunes empleadas en la fisioterapia para tratar la tendinitis de pata de ganso son:

1. Masajes

Antes de realizar cualquier tipo de tratamiento fisioterapéutico como los ejercicios de fuerza o estiramientos es necesario entrar en una fase de rehabilitación de la inflamación. Para esta etapa se recomienda la aplicación de masajes con ayuda de cremas inflamatorias o aceites naturales para mejorar el dolor y poder proceder con el resto de tratamientos.

2. Kinesiotape

El uso de kinesiotape para la tendinitis de pata de ganso es muy común debido a los beneficios que ofrece. Las tiras kinesiológicas ayudarán a reducir el dolor considerablemente en la zona de las rodillas y serán una solución efectiva para poder recuperar gradualmente su movilidad.

Al ser una zona que siempre está en constante movimiento para caminar, estas tiras empleadas por la fisioterapia ayudarán a que el paciente no se deba quedar inmovilizado y pueda realizar los movimientos básicos gracias a la disminución de la inflamación y estimulación de la circulación que ofrece la aplicación de estas tiras.

Si la patología se presentó por alguna causa relacionada con el esfuerzo físico en el deporte, es ampliamente recomendada para un tratamiento más rápido y un menor periodo de inmovilidad que llegue a generar disminución del rendimiento.

3. Ejercicios

Los ejercicios empleados por la fisioterapia siempre serán la mejor solución para potenciar muscularmente la zona de las rodillas y compensar la funcionalidad de la extremidad. Al tratarse de un problema de origen mecánico debe ser tratado como tal y se emplearán diversos ejercicios de movilidad, estiramiento, fuerza y recapacitación para recuperar el bienestar pleno de las rodillas.

2. Tratamiento con ondas de choque

Cuando se trata de un caso de tendinitis de pata de ganso más grave y los tratamientos mecánicos de fisioterapia no son suficientes para mejorar el estado del paciente, se debe proceder con otro tipo de tratamiento como lo son las ondas de choque.

Este tratamiento se basa en aplicar ondas acústicas producidas por un generador electromagnético que producirá ondas de presión de alta energía en la zona de las rodillas, atacando directamente el dolor. 

Este se trata de un tratamiento fisioterapéutico que no emplea soluciones mecánicas, sino que realiza el uso de las ondas para aliviar la zona a tratar. Su duración ronda entre las 4 y 6 sesiones y una vez se solucione el problema de movilidad se debe entrar en una fase de rehabilitación.

3. Cirugía 

Cuando los tratamientos fisioterapéuticos no son suficientes significa que se trata de un caso de mayor gravedad en los que se recomienda valorar la posibilidad de una cirugía. Una de las técnicas más comunes a emplear es la desintegración tendinosa para posteriormente realizar una reinserción posterior. 

Una simple incisión de este tipo puede eliminar el problema y generar una mejoría de los síntomas de forma inmediata. Es muy importante realizar evaluaciones y diagnósticos previos antes de someterse a este tipo de tratamiento.

En Fisioterapia Kine realizamos todos los tratamientos fisioterapéuticos necesarios para la recuperación de la tendinitis de pata de ganso. En nuestra clínica podemos ayudarte a recuperar el bienestar y la salud de tu rodilla a través de un diagnóstico preciso que identifique los tipos de técnicas a aplicar en tu caso. Si deseas más información al respecto, contacta con nosotros. Contamos con un equipo altamente calificado de fisioterapeutas profesionales dispuestos a ayudarte.

Call Now Button