Mantener una buena higiene postural es un requisito indispensable para conservar de manera plena nuestra salud física. En nuestros días contamos con una creciente preocupación por el cuidado del cuerpo, aunque muchas veces esta se limita a realizar ejercicios un par de veces por semana.

Uno de los puntos más importantes es realizar nuestras distintas actividades diarias sin que esto comprometa el bienestar de nuestro sistema músculo-esquelético. El sedentarismo, las malas posturas y los trabajos repetitivos son los principales problemas contra los que nos enfrentamos en la actualidad.

Si no sabes muy bien cómo cuidar correctamente tu higiene postural, desde nuestro centro de fisioterapia en Zaragoza te entregamos algunos consejos que podrían ayudarte.

Dormir de manera correcta

Sabemos que cada persona tiene su propia postura para dormir y descansar lo más cómodamente posible. Sin embargo es importante destacar que existen maneras que son mucho más saludables desde un punto de vista médico y que deberíamos al menos considerar.

Para los expertos en salud postural la mejor manera de realizar el descanso nocturno es durmiendo boca arriba y con la espalda totalmente apoyada en nuestro colchón. Tanto al dormir de costado como al dormir boca abajo nos encontramos poniendo nuestra columna en una posición antinatural, lo que puede traer serios problemas en el largo plazo.

Utilizar bien los respaldos

Mantener una buena postura

Otro punto muy importante para el mantenimiento de nuestra salud física se encuentra en el uso que hacemos de los respaldos. La vida moderna nos hace pasar una gran cantidad de tiempo sentados, ya sea viendo una película, descansando en el sofá o trabajando en la oficina.

Es por esto que lo más recomendable es contar con unos espacios de trabajo ergonómicos y que se adapten a las necesidades de nuestro cuerpo. Una silla a la altura adecuada, con un respaldo anatómico, los brazos apoyados sobre el escritorio y la pantalla del ordenador a la altura de los ojos.

Andar con una postura adecuada

Finalmente es imposible no hablar de la postura que utilizamos diariamente al andar, un ejercicio básico en la vida de las personas y en el que muchas veces no ponemos la atención necesaria.

Para lograr una buena posición de nuestro cuerpo tendremos que intentar crear una línea recta entre nuestras piernas, espalda, cuello y cabeza. Asimismo tendremos que sostener los hombros erguidos y darle así un soporte general a nuestra estructura anatómico.

En el caso de que quieras recibir más consejos o atender algún problema físico que te aflija, no dudes en contactar con nuestro servicio de fisioterapia en Zaragoza y recibir un trato a la altura de tus expectativas.