El cuidado por la salud física y el ejercicio del cuerpo son elementos que cada vez adquieren mayor importancia en nuestra sociedad. Las personas han dejado de relegar este aspecto de sus vidas a un segundo plano y ponen todo de su parte para lograr diferentes objetivos personales y llevar el estilo de vida que desean.

Es por esto que resulta totalmente entendible la aparición de dudas con respecto a las rutinas de ejercicio y al por qué de determinadas actividades. Un caso claro de esto es el calentamiento, actividad que todos sabemos que debemos ejecutar pero que muchas personas desconocen sus efectos.

La verdad es que en términos generales el calentamiento ayuda a que nuestro desempeño sea óptimo y que nuestro cuerpo no se encuentre expuesto a problemas físicos. Sin embargo, si quieres saber lo que realmente produce este proceso en tu sistema músculo esquelético, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

 

Qué debe incluir un buen calentamiento

 

kine que hacer en el calentamiento

 

Lo más curioso de todo es que gran parte de las personas ha creado sus propias rutinas de calentamiento, sin tener del todo claro lo que se debe lograr con este. A final de cuentas en ningún lugar nos lo enseñan, aunque sí que en algunos aspectos resulta bastante intuitivo y solo bastará con oír las necesidades del cuerpo.

En primer lugar resulta indispensable activar las articulaciones, por lo que será necesario buscar algunos ejercicios que le digan a nuestro cuerpo que se aproxima determinada actividad.

Algo similar ocurre con los músculos, los cuales necesitan tener una evolución gradual antes de recibir la intensidad de un ejercicio físico. Para ambos casos podemos utilizar estiramientos suaves y bien focalizados en aquellas áreas que estarán expuestas a la carga física de nuestros ejercicios, para que así se reduzcan los riesgos de padecer algún tipo de lesión.

Por otro lado debemos preparar a nuestro sistema cardiovascular y hacer que el ritmo cardiaco se eleve. Es necesario que el pulso se encuentre un tanto más elevado, puesto que de esta manera tendremos mayor oxigenación al interior de nuestro cuerpo y el rendimiento de este aumentará.

Para lograr esto nos bastará con desarrollar alguna clase de ejercicio aeróbico, perfectos para que nuestra sangre fluya con mayor rapidez y nos brinde la energía necesaria para la actividad que desarrollaremos.

Es importante que el calentamiento no alcance a producirnos agotamiento, sino que simplemente deje a nuestro cuerpo en un estado de plena disposición a una rutina de ejercicios mayor a la realizada.

 

Cuáles son sus objetivos

 

kine entrenamiento antes del ejercicio

 

El principal objetivo del calentamiento es preparar a nuestros músculos y huesos para realizar una actividad física de mayor intensidad. Es básicamente generar una predisposición corporal y dotar de todos los requisitos químicos necesarios a las diferentes partes que tendrán acción durante los minutos siguientes.

Por supuesto, este tipo de predisposición de la que hablamos tiene que ver también con la manera en que nuestro cuerpo se coordina internamente. Los músculos antagonistas y agonistas deben saber que están cercanos a una actividad física intensa, puesto que de lo contrario pueden provocar lesiones en las personas.

Todo esto contribuirá a reducir el riesgo de padecer lesiones y permitirá que nuestra mente se enfoque por completo en la actividad realizada. A final de cuenta, tras realizar este tipo de ejercicio previo, nuestro cuerpo se sentirá diferentes y nuestra cabeza entrará en una especie de “modo entrenamiento”.

 

Para saber más, contáctenos