Punción seca y dolor Miofascial

La punción seca es una técnica invasiva para el tratamiento del síndrome de dolor Miofascial. El síndrome de dolor miofascial es el conjunto de signos y síntomas provocados por los puntos gatillo miofasciales, siendo un PGM un nódulo hiperirritable situado en una banda tensa del músculo esquelético, localizado en el tejido muscular y/o en su fascia asociada. Este es provocado por la presencia de puntos gatillo miofasciales, cuyas características más relevantes son la presencia de dolor referido y la respuesta de espasmo local.

 Tratamiento punción seca zaragoza

Clasificación de los PGM

Punto Gatillo activo provoca dolor, restricción de la movilidad y debilidad de forma espontánea.
Punto Gatillo latente no ocasiona dolor, salvo si se realiza presión sobre el mismo, pero puede ocasionar limitación de la movilidad y debilidad del músculo afectado.

Dependiendo de la agudeza de la lesión, podemos hallar tres niveles de respuesta:

  • Dolor intenso que tiende a aumentar y a agravar el proceso.
  • Dolor intenso durante todo el tiempo de la presión mantenida sin manifestar disminución.
  • Dolor en oleada que aumenta pero que al cabo de unos segundos decrece generando alivio y relajación del músculo afecto.

Dependiendo de la situación en la que nos encontremos, debemos insistir o no en el tratamiento. En el primer caso estará contraindicado. En el segundo nos daremos cuenta de que con la técnica conseguiremos poco. El tercero será el más indicado, ofreciendo buenos resultados. La localización más frecuente de los Puntos Gatillo es en la musculatura de la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos, las piernas y la parte baja de la espalda.

Punción seca

La punción seca (PS) consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome de dolor Miofascial (SDM).

Las formas de insertar las agujas y los tipos de agujas son variadas, quedando a elección del profesional después de un diagnóstico adecuado, la utilización más apropiada.

El objetivo de la punción seca es “desactivar” los síntomas que el punto gatillo está generando a ese nivel o a distancia, para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción. La punción no suele durar más de unos 5 minutos aproximadamente. En ocasiones se puede realizar un tratamiento post-punción para disminuir la sensación producida por la punción que incluye masaje de la zona y estiramientos suaves de la musculatura implicada.

La idea es tratar esta zona de contractura máxima Punto Gatillo Miofascial, mediante la introducción de una aguja, en ese punto gatillo. Como hemos visto existen distintas formas de hacerlo. Esto hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración del músculo dañado de forma que llegan más nutrientes, y si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado.

No se emplea ningún agente químico y es importante distinguirla de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia.

Dividimos las técnicas de punción en:

Punción superficial: desarrollado por Meter Baldry, consiste en introducir agujas de acupuntura en la piel y en tejido celular subcutáneo que recubre el PGM a una profundidad máxima de 1cm.

Punción profunda: se distinguen varias técnicas dentro de la punción profunda:

Técnica de entrada y salida rápida de Hong: consiste en la entrada y salida rápida al PGM para que cuando se produzca la respuesta de espasmo local (REL) la aguja no esté en la fibra muscular sino en el tejido celular subcutáneo. Esta maniobra se repite hasta que se extingue el REL. Hong recomienda para su técnica agujas monopolares y recubiertas de teflón que se usan en determinados estudios electromiográficos. La respuesta de espasmo local (REL), es una contracción involuntaria de un músculo, suele considerarse indicativa, de haber pinchado en una zona con punto gatillo, y por lo tanto, es de esperar que asegure el éxito en la punción.

Técnica de estimulación intramuscular de Gunn: consiste en la punción de los músculos paravertebrales profundos de los segmentos relacionados con las zonas de dolor del paciente y la punción de músculos periféricos en los que se puede evidenciar acortamiento. Gunn utiliza agujas de acupuntura de 29 o 30 g.

Patologías que puede tratar

Cualquier patología que curse con dolor Miofascial tanto a nivel local como a distancia.

  • Cervicalgias
  • Lumbalgias
  • Dorsalgias
  • Lesiones deportivas musculares
  • Tendinopatías
  • Artrosis: en cada articulación afectada se activan distintos PGM que desencadenan un dolor independiente al propio daño intraarticular que puede mejorarse con la aplicación de punción seca en dichos PGM.
  • Lesiones de hombro: impigement, etc.
  • Dolores de cabeza y cráneo

Contraindicaciones de la Punción Seca

Aunque no tiene efectos secundarios negativos, no puede aplicarse en personas con diabetes ni con afecciones de la piel, ni en aquellas que reciben anticoagulantes. Las contraindicaciones son escasas, a mayoría de las contraindicaciones son relativas, aunque en algunos casos puntuales, éstas pueden ser absolutas.
Contraindicaciones absolutas: Belonefobia (miedo insuperable a las agujas). Punción profunda en personas con alteraciones de la coagulación.
Contraindicaciones relativas:

  • Miedo relativo a las agujas, Coagulopatías o tratamiento con anticoagulantes.
  • Inmunodepresión o inmunosupresión, linfadenectomías, hipotiroidismo.
  • Punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dérmicas como psoriasis o infecciones, máculas, o tatuajes.
  • Alergia a los metales (especialmente al níquel). Se pueden emplear agujas de otros materiales (de oro o revestidas de teflón).

Conclusión

Aunque todavía son necesarios más estudios, si parece cierto el beneficio terapéutico del uso de la PS. Punción Seca para el tratamiento del dolor Miofascial.
La punción seca sería, por tanto, una opción a barajar para tratar cualquier síntoma de dolor local o referido que creamos que tiene relación con la existencia de un punto gatillo.