Antes de hablar sobre el tratamiento de la escoliosis en Zaragoza, vamos a explicar en que consiste esta patología. La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral, cuya característica principal se encuentra en la desviación lateral de esta. Para que la escoliosis sea considerada como tal, la persona debe presentar una curva de más de 10 grados en este desplazamiento.

El tipo de escoliosis que presente el paciente variará en función de las causas de su enfermedad. La escoliosis idiopática es la más conocida, caracterizándose por su desconocida causalidad y por su amplia presencia en nuestra sociedad.

También existen otro tipo de escoliosis provocadas por estructura genética, traumatismos, infecciones óseas o enfermedades neurológicas. Todas estas afectan de forma similar y pueden provocar desde trastornos psicológicos hasta problemas de respiración.

Independiente del caso, los tratamientos de escoliosis varían dependiendo de la gravedad y progreso que presente la enfermedad. Si no sabes cuáles son, a continuación te mencionamos los diferentes caminos que existen para hacer frente a la escoliosis.

Fisioterapia

Como mencionamos anteriormente el tratamiento de la escoliosis variará según el grado de gravedad que presente el paciente. En los casos donde la malformación no se encuentra tan avanzada, la mejor opción será un tratamiento de fisioterapia.

A través de ejercicios específicos el fisioterapeuta intentará corregir la desviación y evitar que esta evolucione. Una de las técnicas más utilizadas es la natación, puesto que el esfuerzo que dicho deporte requiere aporta a fortalecer las zonas aledañas al defecto.

Corsé

La aplicación del corsé se conoce como “tratamiento conservador de la escoliosis”. Es importante destacar que a pesar de ser uno de los métodos más reconocidos, no se han hallado pruebas definitivas sobre los efectos que pueda tener en la corrección del problema.

Sin embargo se ha logrado determinar que este tipo de técnica detiene o ralentiza el avance de la enfermedad, cuestión de vital importancia para la postura y salud del paciente.

El método más reconocido en este aspecto es el corsé de Milwaukee. Su funcionamiento se basa en la acción sobre tres zonas específicas, las cuales contribuyen a lograr los resultados anteriormente descritos.

La acción sobre el área cervical, pélvica y costal se logra gracias a unas barras longitudinales que ejercen presión de forma continua. De hecho para que este tratamiento sea genuinamente efectivo es necesario llevar este corsé durante 23 horas diarias.

De todas maneras para muchos especialistas este tratamiento no es del todo efectivo. Esto se debe a que las fuerzas aplicadas son bastante leves, puesto que de lo contrario resultaría doloroso para la persona que utiliza el corsé.

Por lo demás, al no estar sujeto a la supervisión de un profesional, la rigurosidad de los pacientes rara vez es la adecuada.

Cirugía

En aquellos casos donde la escoliosis ha alcanzado un avance importante, no habrá una solución mejor que realizar una intervención quirúrgica. Esta cirugía es bastante compleja y cuenta con cierto margen de riesgo, aunque gracias a los avances de la tecnología los resultados suelen ser bastante satisfactorios.

A través de este tratamiento se logrará frenar el avance del defecto y corregir la posición de las vértebras desviadas. Una de las principales ventajas de esta intervención es que permitirá mantener los cambios y evitar que la escoliosis se manifieste con fuerza nuevamente.

La elección de los pasos a seguir dependerá en todos los casos de la lectura que realice el especialista sobre la situación de cada paciente. Junto a él se evaluarán los riesgos y beneficios de las diferentes alternativas, encontrando una solución que se ajuste a sus expectativas.

Si notas que presentas una desviación lateral en tu espalda, por mínima que sea, no dudes en contactar cuanto antes a un especialista para establecer el mejor tratamiento de escoliosis en Zaragoza. La detección a tiempo podrá marcar una gran diferencia en las repercusiones que esto tenga en tu vida.